En el 2016, Eduardo Berti publicó la novela Un padre extranjero. Tiempo después recibió un correo inesperado de un amigo y lector: fotocopias del legajo que su padre, nacido en Rumania, presentó en los años 50 para naturalizarse argentino. Descubrió datos que él había ocultado o transformado al llegar, como la fecha de su nacimiento, la de su llegada a la Argentina y el nombre del barco en el viajó. En esas hojas también estaba la dirección de la casa natal paterna. Con estas revelaciones Berti fue a Galaţi para cerrar un círculo que, además de agujeros negros, tenía cicatrices. Para nosotros fue una suerte: así nació Un hijo extranjero, el libro que ahora usted tiene en sus manos.

Eduardo Berti
Nació en Buenos Aires en 1964 y es hijo de padre rumano y madre argentina. Algunos títulos de su extensa obra son las novelas Agua (1997); La mujer de Wakefield (1999, cuya versión francesa fue finalista del Premio Femina, que se entrega al mejor libro extranjero del año); Todos los Funes (2004, finalista del Premio Herralde y considerada por el Times Literary Supplement como uno de los mejores libros del año); La sombra del púgil (2008); El país imaginado (2011, Premio Emecé y Premio Casa de las Américas); Una presencia ideal (2018); La máquina de escribir caracteres chinos (2017); Faster (2019), y los libros de cuentos La vida imposible (2002, cuya traducción al francés recibió el Premio Libralire-Fernando Aguirre) y Círculo de lectores (2020). Además es autor de los ya clásicos Spinetta, crónica e iluminaciones (1988) y Rockología (1989).
Su novela Un padre extranjero (2016) es una especie de precuela de Un hijo extranjero.
En la actualidad vive en Francia y es miembro desde 2014 de Oulipo: el taller de literatura potencial fundado por Raymond Queneau y François Le Lionnais.


124 p.

14 x 21

 

Un hijo extranjero - Eduardo Berti

$18.000,00
Un hijo extranjero - Eduardo Berti $18.000,00
Compra protegida
Tus datos cuidados durante toda la compra.
Cambios y devoluciones
Si no te gusta, podés cambiarlo por otro o devolverlo.

En el 2016, Eduardo Berti publicó la novela Un padre extranjero. Tiempo después recibió un correo inesperado de un amigo y lector: fotocopias del legajo que su padre, nacido en Rumania, presentó en los años 50 para naturalizarse argentino. Descubrió datos que él había ocultado o transformado al llegar, como la fecha de su nacimiento, la de su llegada a la Argentina y el nombre del barco en el viajó. En esas hojas también estaba la dirección de la casa natal paterna. Con estas revelaciones Berti fue a Galaţi para cerrar un círculo que, además de agujeros negros, tenía cicatrices. Para nosotros fue una suerte: así nació Un hijo extranjero, el libro que ahora usted tiene en sus manos.

Eduardo Berti
Nació en Buenos Aires en 1964 y es hijo de padre rumano y madre argentina. Algunos títulos de su extensa obra son las novelas Agua (1997); La mujer de Wakefield (1999, cuya versión francesa fue finalista del Premio Femina, que se entrega al mejor libro extranjero del año); Todos los Funes (2004, finalista del Premio Herralde y considerada por el Times Literary Supplement como uno de los mejores libros del año); La sombra del púgil (2008); El país imaginado (2011, Premio Emecé y Premio Casa de las Américas); Una presencia ideal (2018); La máquina de escribir caracteres chinos (2017); Faster (2019), y los libros de cuentos La vida imposible (2002, cuya traducción al francés recibió el Premio Libralire-Fernando Aguirre) y Círculo de lectores (2020). Además es autor de los ya clásicos Spinetta, crónica e iluminaciones (1988) y Rockología (1989).
Su novela Un padre extranjero (2016) es una especie de precuela de Un hijo extranjero.
En la actualidad vive en Francia y es miembro desde 2014 de Oulipo: el taller de literatura potencial fundado por Raymond Queneau y François Le Lionnais.


124 p.

14 x 21